Capacidad de los Químicos para firmar certificados de eficiencia energética

En relación al  Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios,  desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Químicos de España, queremos informar y manifestar que:

Madrid, 05 de junio de 2013

El Real decreto establece la figura de técnico competente según la definición siguiente:

Técnico competente: técnico que esté en posesión de cualquiera de las titulaciones académicas y profesionales habilitantes para la redacción de proyectos o dirección de obras y dirección de ejecución de obras de edificación o para la realización de proyectos de sus instalaciones térmicas, según lo establecido en la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación,  o para la suscripción de certificados de eficiencia energética,  o haya acreditado la cualificación profesional necesaria para suscribir certificados de eficiencia energética según lo que se establezca mediante la orden prevista en la disposición adicional cuarta.

Por su parte, la Disposición adicional cuarta. Otros técnicos habilitados, establece:

Mediante Orden conjunta de los titulares de los Ministerios de Industria, Energía y Turismo y de Fomento, se determinarán las cualificaciones profesionales requeridas para suscribir los certificados de eficiencia energética, así como los medios de acreditación. A estos efectos, se tendrá en cuenta la titulación, la formación, la experiencia y la complejidad del proceso de certificación

Por lo que se refiere a la competencia de los colegiados para emitir certificados cuyo objetivo principal es proporcionar una información acerca de la eficiencia energética de un edificio, hay que señalar requisitos de capacidad técnica y conocimientos cursados en las enseñanzas de las titulaciones de ciencias, también ciencias químicas, muchas de ellas aplicadas en los peritajes oficiales por los peritos colegiados.

Por tanto, se destaca que esta actividad no es competencia única de las ingenierías sino que se deriva de una capacidad técnica común y genérica de la que los químicos disponen en su parte troncal, más aún, los que hayan cursado asignaturas con orientación o especialidad, industrial, materiales, etc., y las titulaciones afines como ciencias o ingeniería ambiental, ingeniería química, ingeniería de materiales, etc.

Efectivamente, la competencia de los químicos  para emitir certificados de eficiencia energética en los edificios debe ser incuestionable, si se tiene en cuenta los estudios cursados en el que se incluyen materias como:

  • Matemáticas
  • Física: Mecánica. Termodinámica. Concepto de campo y su aplicación a los gravitatorios y eléctricos. Electromagnetismo. Ondas. Electrónica. Óptica.
  • Ingeniería Química. Balances de materia y energía. Operaciones de separación. Reactores químicos. Procesos en la industria química.
  • Químico-Física: Termodinámica química. Electroquímica. Cinética y mecanismos de las reacciones químicas.
  • Materiales. Metálicos, electrónicos, magnéticos, ópticos, polímeros, cerámicos y compuestos.
  • Etc.

Además, diversos graduados en química y titulados en química industrial o ingeniería química, materiales, etc. han cursado también asignaturas como:

  • Transferencia de calor
  • Transferencia de materia
  • Materiales
  • Estructuras
  • Electrotecnia
  • Proyectos
  • Etc.

Por otro lado, según las atribuciones actuales, los licenciados en ciencias químicas pueden firmar proyectos de carácter químico, entre ellos, instalaciones térmicas, según la reglamentación vigente.

 Para más información

CONSEJO GENERAL COLEGIOS OFICIALES DE QUÍMICOS DE ESPAÑA

Comunicación

www.cgquimicos.es